1 nov. 2014

Cuidado con este Sol

Podrá poner la cara que quiera el sol que acompaña este texto pero a veces un volcán le puede. Ya le  pudo un meteorito hace 65 millones de años que provocó, debido al impacto, una gran nube de polvo que reflejó los rayos del sol, aumentó el albedo, los de CTM saben que es eso, La consecuencia ya la sabéis, bajada de temperaturas , menos fotosíntesis y los dinosaurios , entre otros, nos dijeron adiós.
A menor escala un volcán también puede originar ese efecto, y de hecho lo ha causado en varias ocasiones, la última en 1815. El volcán Tambora en Indonesia entró en erupción con una fuerza inusitada que tuvo consecuencias en el clima en todo el mundo. El año siguiente, 1816, recibió en el nombre de «El año sin verano», «El año del mendigo» o «1.800 y congelado a muerte» debido al frío, la pérdida de cosechas y la hambruna que azotó a toda Europa y América del Norte. Murieron unas 70.000 personas. Se cree que las extraordinarias condiciones que se vivieron inspiraron obras literarias como «Oscuridad» de Byron y«Frankenstein», de Mary Shelley.
Sin embargo, el deterioro global que convirtió la década de 1810 en la más fría de los últimos 500 años se inició unos seis años atrás, con otra gran erupción que se ha denominado «Desconocida», la segunda más explosiva en los últimos dos siglos. En contraste con Tambora, esta erupción pasó desapercibida, de forma que tanto su ubicación como la fecha exacta de la misma son un misterio. Los únicos datos que apoyan su existencia son marcadores reveladores en el hielo de Groenlandia y la Antártida, que registran los aerosoles volcánicos tan violentamente escupidos que llegaron a la estratosfera de la Tierra y algunos pequeños relatos de la época que describen fenómenos que se podrían asociar a efectos de vulcanismo.

Otra “desconocida” ya no lo es tanto: Alrededor del año 1257 se produjo una colosal erupción volcánica, probablemente la más potente de los últimos 7.000 años, que expulsó una nube de cenizas tan grande que consiguió enfriar la Tierra. El evento dejó en el aire ocho veces más azufre que la famosa erupción cataclísmica del Krakatoa, el volcán expulsó aproximadamente 30 kilómetros cúbicos de roca, más incluso que la erupción del Tambora, y la columna de erupción alcanzó una altura de hasta 43 km.
Un grupo de geocientíficos franceses tenían indicios de que esto había ocurrido, pero nunca habían conseguido localizar el volcán que lo provocó, lo que acrecentaba el misterio. Según anuncian un volcán indonesio, el Samalas, que forma parte del complejo volcánico Monte Rinjani en la isla de Lombok, puede ser el culpable.
Si quieres entretenerte en ver como es un volcan, fabricarte uno virtual y hacerlo erupcionar aqui tienes este curioso enlace y pincha Build your volcano.


No hay comentarios:

LinkWithin