31 dic. 2013

Año nuevo. Vida nueva


Se va el 2013 y antes de que acabe quería recordar algunas efemérides, por ejemplo que hemos celebrado el sexagésimo aniversario de tres hitos científicos importantes para la biología molecular: en 1953 J.D. Watson y F.H.C. Crick publicaron la estructura en doble hélice del ADN, en base a los datos experimentales que habían obtenido otros investigadores entre los que destaca la gran química R.E. Franklin. Además, ese mismo año se publicó por F. Sanger, muy recientemente fallecido, y E.O.P Thompson la primera secuencia de aminoácidos de una proteína, en concreto la insulina bovina. Y el tercero fue un experimento que pronto se convertiría en uno de los más famosos y revolucionarios de la historia: el “experimento de Miller”.
El experimento propuesto consistía en mezclar los gases que se consideraban presentes en la atmósfera terrestre primitiva –metano, amoníaco, hidrógeno y vapor de agua–, y comprobar si al reaccionar entre sí podrían producir compuestos orgánicos fundamentales para la vida., y así apoyar la ideas de Aleksandr I. Oparin sobre el origen de la vida. Para ello se debía trabajar en ausencia de oxígeno, y lógicamente el experimento tenía que llevarse a cabo en condiciones abióticas, excluyendo la participación de cualquier agente o actividad biológica durante el proceso. Por tanto, era necesario esterilizar todo el material que se iba a utilizar... y más cosas. Por supuesto hizo varias pruebas, en distintas condiciones, y se consiguió sintetizar moléculas que están presentes en todos los seres vivos: glicina y otros aminoácidos de los que constituyen las proteínas, algunos hidroxiácidos, urea y otras biomoléculas.
Investigaciones actualmente en curso en el ámbito de la química prebiótica han seguido probando diferentes composiciones gaseosas en “experimentos tipo Miller”. Parte de esas líneas de trabajo fueron desarrolladas por el propio Miller hasta su muerte en 2007.
Así, cada día es más evidente que los bloques o monómeros para la formación de los biopolímeros pudieron aparecer como resultado de reacciones químicas relativamente sencillas dentro o fuera de nuestro planeta. (adaptado de Naukas, lee el original en Mis enlaces, columna derecha)
Buen año. Buena vida a todos.

22 dic. 2013

Invierno. Invernalia




 Winter is coming. El invierno se acerca. ¿una rebequita?.Ya esta aquí. Aunque nada comparado con el que se muestra en la famosa serie Juego de tronos . El pasado 1 de Abril (April’s Fool, como el día de los inocentes anglosajones) un grupo de astrónomos publicaron las posibles características del planeta que alberga. en este enlace lo tenéis explicado. 
Esta serie da más juego para otras disciplinas científicas como por ejemplo, la genética. En este otro enlace tienes una serie de comentarios y acertijos acerca de los numerosos "cruces" que se dan en la serie.
Disfrutad de estas fiestas y cuidado si asistís a una cena con alguna de esas familias, podría ser la última.


10 dic. 2013

Salud y Constitución Española

El artículo 43 dice, aproximadamente, Se reconoce el derecho a la protección de la salud...  Compete a los poderes públicos organizar y tutelar la salud pública a través de medidas preventivas y de las prestaciones y servicios necesarios... La ley establecerá los derechos y deberes de todos al respecto. Los poderes públicos fomentarán la educación sanitaria, ...
así que cuando en la prensa nacional salió  Belén Crespo, directora de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, diciendo cosas como "Los productos homeopáticos son medicamentos como todos los demás" me dije que la Constitución era, una vez más,  empapada,  mojada.
La noticia es que Sanidad va a dar el permiso definitivo a miles de productos homeopáticos y lo curioso es que si lees la entrevista con la tal Belén, se deduce que ella sabe o PARECE SABER que los productos homeopáticos NO son medicamentos como todos los demás. Es más y esto no lo digo yo solo, ES QUE NO SON MEDICAMENTOS, NO CURAN NADA DE NADA. No cumplen la definición. Es que se atreve a decir "No todos los medicamentos homeopáticos tienen que demostrar su eficacia". En dos palabras: In-creible.
La homeopatía es una de tantas terapias, mal llamadas medicinas alternativas, que no han demostrado eficacia alguna. Surgió de un médico visionario, hace unos 200 años,que partió  de la idea  de que lo similar se cura con lo similar, asumiendo que lo que causa determinados síntomas puede curar esos mismos síntomas, si la dosis es baja. Sus medicamentos son sucesivas disoluciones, donde solo quedan presentes cantidades extremadamente bajas de principio activo, e incluso el número de diluciones puede alcanzar tal grado que no quede ni una molécula de la sustancia original (o sea agua y algo de azúcar o saborizante).

 Hasta ahora, y en todo ese tiempo, no ha habido ninguna evidencia de su eficacia, realizada de la misma forma a como están obligados cualquier medicamento. Lo que sucede a veces es que como generalmente no se abandona el tratamiento convencional, si hay éxito la culpa es de la homeopatía y si no lo hay, es que no se llegó a tiempo. El problema es cuando solo se utiliza la homeopatía, ya que lo convencional ( responsable, recordemos  de la mejora de nuestra salud, del aumento de la esperanza de vida en España, Europa e incluso todo el mundo, en los últimos decenios) es acusado de ser llevado a cabo por médicos impersonales, poco humanos, con prisa y dominado por las "avaras y malvadas" farmacéuticas. En ese caso se puede llegar al desastre como varios casos documentados y que han saltado a la prensa.

(Si queréis saber mas de la homeopatía dale aqui y en comic aquí)


Una contradicción, el Ministerio de Sanidad, en el 2011, hizo un estudio donde se concluye que el efecto de la homeopatía,como el reiki, la terapia floral de Bach o acupuntura, no es distinto del placebo, es decir de una pastilla o de un procedimiento que tu crees (esa es la clave, crees!) te va a beneficiar pero realmente es n-a-d-a (como el sana, sana, culito de rana de mamita, pero era Mami, con cariño y gratis) o simplemente agua con azúcar a precio desorbitado, como casi todos esos productos que quieren legalizar. ¿para qué? Quizás el ministro de Hacienda lo podría responder.
 
Alguno se preguntará porque hay médicos que se denominan homeópatas, tienen consulta y "practican" esa "medicina", quizás sean ingenuos y se han creído los datos que le suministran los laboratorios homeopáticos ( estos, claro, no son avaros y malvados, aunque apenas invierten en investigación y test de ensayos, no tienen que probar nada), o buscan un lugar entre la competencia, diferenciarse con algo distinto, y por desgracia de moda o simplemente es una forma de ganar dinero. En España la gran mayoría de estas terapias solo se ofrecen en consultas privadas, el precio de una  cita pueden costar desde 40 a 100 euros. Solo faltaría que la Seguridad Social apoyara un sistema que no ha demostrado eficacia alguna.


Afortunadamente hay profesionales de la medicina, espero que la mayoría, (aunque los colegios médicos podrían decir algo mas) que se movilizan: "Tres médicos lanzan la campaña online #nosinevidencia contra la regulación de la homeopatía. Más de 20 blogs sanitarios se han adherido a la iniciativa que pide exigir eficacia demostrada".

¡Que se cumpla el artículo 43!


LinkWithin