8 jun. 2010

MARTIN GARDNER




Este señor que os mira tan serio, considerado uno de los grandes intelectuales que ha producido Estados Unidos en el siglo XX, nos dejó el mes pasado, a la edad de..., pues en el año que se hizo esa foto cumplía, meses después, 78 añitos, así que podéis averiguar la edad a la que murió y el año en que nació en Tulsa, Oklahoma.

Bueno, ese sencillo juego matemático es otro homenaje, ya que su fama empieza con una columna dedicada a los juegos matemáticos ("matematical games", observad las iniciales) publicada en la prestigiosa revista de divulgación científica Scientific American (cuya versión en español se puede conseguir facilmente en buenos quioscos y a la que podeis acceder desde aquí a la versión electronica) entre 1956 y 1986. Simultaneamente, y hasta el final, se dedica a escribir artículos y libros sobre pasatiempos matemáticos, divulgación científica, y en especial, y aquí tuve mi primer contacto con él, los dedicados a poner en evidencia los fraudes científicos y las pseudociencias. Por ejemplo en 1950 ya publicó un artículo dedicado a la recién nacida dianética de L. Ron Hubbard que después derivaría en la pseudocreencia o pseudoiglesia de la cienciologia, esa a la que dicen pertenece el actor Tom Cruise o John Travolta.

Martin creía que "una de las mejores maneras de aprender algo sobre cualquier rama de la ciencia es descubrir en qué se equivocan sus chiflados" y así en libros como La ciencia. Lo bueno, lo malo y lo falso, La nueva era, y las entretenidas, que os recomiendo, Extravagancias y disparates y ¿Tenían ombligo Adán y Eva?, se dedica a desmontar mitos y tonterías peudocientíficas o paranomales... los platillos volantes. la homeopatía, la percepción extrasensorial...

Y ahora que esta de moda, sabed que su libro más vendido es Alicia anotada. En él, descubre los conceptos matemáticos, mensajes codificados y jugadas de ajedrez ocultas en la obra de Lewis Carroll.

Aquí y ahora podría haber escrito algo sobre la dichosa pulserita del equilibrio o la bola que lava sin detergente, o sobre programas de televisión o radio dirigidos(¡!) por presuntos periodistas que lo único que hacen es llenarse el bolsillo a costa de un, en su mayoría, ingenuo, joven y poco formado público y además ensombrecen el nombre del gran portero de nuestra selección de fútbol, futura campeona mundial .

Ánimo a la Roja y gracias por todo Martin Gardner

No hay comentarios:

LinkWithin